El diario de una extraña: Tormenta

Male sabía que no todo era gris, pese a que ya no disfrutaba de los colores como antes. La tormenta de hoy condensó algunos sentimientos suyos, y los truenos despertaron otros que tenía dormidos.

La esperanza. No suele hablar de ella en el aspecto positivo, aún así la tiene por mucho que lo niegue. Y puede amar con tal intensidad que es por ello que se desmorona ante el mundo fácilmente.

Quizás, cuando escriba en su diario en las próximas horas, volverá a darle protagonismo a su vacío constante, pero si de algo estoy seguro es que entendió que la tormenta no era esa que estaba afuera causando estragos: ella era la tormenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s