Desde la Ventana: El Guardián

Todos tienen un guardián de la noche, alguien que tiene un trabajo tan duro como el de proteger su descanso de toda criatura maligna oculta en las tinieblas. Yo soy el de ella.

Procuramos ser cautelosos pero no somos del todo buenos, la imperfección hace parte de nuestra especie. Algunos tienen alianzas del otro lado, por eso existen personas que no duermen lo suficiente en un largo tiempo y muchas terminan con algún tipo de trastorno, aunque ese es un tema muy extenso, será para otra ocasión.

No podemos involucrarnos sentimentalmente con nuestros protegidos, se considera falta grave del reglamento y podemos ser desterrados, todo depende del veredicto del Gran Juez.

Es por esa razón que he tratado de mantener distancia. Hasta ahora no he escuchado hablar a nadie por aquí sobre aquella noche, en la que me mostré ante Sofía y besé su mano sin importar la consecuencia que podía tener tal acto, simple y divino.

Ella es como una roca que rompe el oleaje, así de fuerte, y ligera como el vuelo de una gaviota sobre el mar, así de sublime. Hay quienes lo llaman amor, para mí es el camino a la desgracia. Mientras tanto, cuando no la vigilo silbo la canción que me hace recordarla y sentirla cerca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s